sábado, 17 de septiembre de 2011

"TODOS SOMOS DISCAPACITADOS ANÍMICOS AL DECIR;"YO, NO PUEDO"


¿Qué es la adversidad? Según el diccionario de la Real Academia Española la adversidad se define como 1.suerte adversa, infortunio. 2 .Situación desgraciada en que se encuentra alguien. Esta definición me ha hecho pensar en una serie de historias distintas, las cuales han tomado diversos caminos y diferentes maneras de vivir. Para unos este término se ha convertido en una justificación en el modo de vida pero para otros ha sido un punto de partida.


No solo me emociona, sino que me admira la capacidad de algunas personas a la hora de superar barreras. “tengo la mente y el corazón sano y eso no lo cambio por un par de piernas. Es mil veces peor la impotencia. En serio: no volvería atrás” declaraba en el periódico la Vanguardia Irene Villa, víctima de un atentado de ETA en 1992, doce años después de perder sus dos piernas. 
En este mismo diario, el 18 de Junio de 2010 se entrevistaba a John Foppe, (Recomiendo su lectura)  un hombre que nació sin brazos y el cual  afirma contundentemente que es capaz de “escribir, dibujar, pintar, cocinar, usar cubiertos, llamar por teléfono y rascarse la cabeza con sus pies” entre otras cosas...Un ejemplo y otro y miles que dan lecciones de superación constante.

No eliges lo que sucede en la vida, sí eliges como quieres vivirla. Un mismo suceso para distintas personas supone siempre diferentes respuestas. La adversidad puede llegar a convertirse en una oportunidad de crecimiento, de lucha  y de fuerza pero ¿hay alguna formula mágica para enfrentarse  a   este concepto tan contradictorio?

Luis Rojas Marcos en su libro “Superar la adversidad”  afirma, que la adversidad no hace más fuerte a una persona, mas sin embargo sí existe   una “impresionante fuerza natural” para combatirla.  Minimizar los sucesos y desarrollar una valoración positiva de uno mismo, más allá de las circunstancias, ayudará a fortalecer la resilencia. Es importante afianzar conceptos como el optimismo y  la autoconfianza en las propias posibilidades, al igual que poder expresar con palabras qué es lo que nos pasa, cómo lo vivimos y cómo lo sentimos. Reforzar lazos afectivos, buscar el apoyo social en personas que han pasado por circunstancias similares serán también importantes herramientas para ir desarrollando estrategias de afrontamiento.


“No hay nada imposible para un ciego por el hecho de ser ciego” dice el director de Comunicación de la Once, José Miguel Villa. Señores, aprendamos. Me maravilla que existan tantas opciones en la vida y que una de ellas sea apostar por la felicidad porque aunque el dolor forme parte de la vida estamos llamados a luchar por ella.


Bibliografía y Fuentes:

Superar la adversidad. El poder de la resilencia Rojas, Marcos, Luis. Espasa- Calpe, Madrid, (2010)

“Nací sin brazos, pero no me pongo límites por eso” John Foppe. La Vanguardia, la Contra. (2010)

"Volví a nacer pero sin piernas" Irene Villa. La Vanguardia, La Contra (2004)

No hay comentarios:

Publicar un comentario