lunes, 3 de octubre de 2011

PATERNIDAD Y FUNCIONES EMOCIONALES


                                                                                                            (Clulow, 1996)



La transición a la paternidad es  siempre un reto importante en la que se dan cambios a dos niveles principalmente. En primer lugar y a nivel individual, la persona tendrá que asumir nuevos cambios, nuevas responsabilidades de las que no siempre  es consciente. El individuo experimenta cambios a nivel emocional que pasan desde la ilusión hasta el miedo, dependiendo en cada caso de la situación y el contexto. En segundo lugar y como consecuencia, los cambios se darán también a nivel de pareja tanto en lo que concierne a la intimidad como a los acuerdos que ambos pacten para la educación de su/s hijo/s.  Según Clulow se pasa de la díada a un triángulo (3 personas) en el que se presentarán dilemas que habrá que manejar.

Uno de estos importantes  dilemas será qué funciones emocionales aportarán a la familia, a los hijos más concretamente. Según Pérez Téstor (2006) “la familia será la encargada de contener ansiedades  y ayudar a crecer, potenciando la diferenciación, cooperación, educación y aprendizaje, así como dar y respetar el tiempo y el espacio de los miembros de la familia”  ya que la vinculación sana  con el padre y la madre serán decisivas para un correcto desarrollo del niño.

Según Meltzer y Harris (1989) se dan dos tipos de funciones emocionales. Las primeras son de tipo proyectivo, que son las que desorganizan y las que perjudican el aprendizaje. Las segundas son de tipo introyectivo, que son las adecuadas, las capaces de contener el dolor mental. Antes de pasar a describirlas, es necesario decir que muchas veces estos dos tipos de funciones conviven juntas, se dan a la vez. Por lo que hay que determinar cuál de ambas predomina.


  1. FUNCIONES EMOCIONALES INTROYECTIVAS, las que generan crecimiento;

·         Generación de amor; Se fomenta la autoestima del niño, se potencia el amor oponiéndose a los movimientos de odio.

·         Fomento de esperanza; Los padres tienen una función de liderazgo, por tanto en situaciones de crisis o problemas familiares se ha de fomentar la esperanza. Si la familia transmite que saldrá adelante, fomentará el crecimiento.

·         Contención del sufrimiento depresivo; Cuando hay dificultades hay que saber afrontarlas. No actuar desde la negación sino crear un espacio en el que poder buscar soluciones desde la seguridad para contener los miedos.

·         Pensamiento; Hay que estimular el pensamiento. La persona ha de saber pensar por si misma y tomar decisiones


  1. FUNCIONES EMOCIONALES PROYECTIVAS, Las que generan disfunciones en el ámbito familiar;

§         Suscitación del odio; Si se fomenta el odio se crea competitividad lo que dará lugar a  inseguridades  y angustia.

§         Siembra de desesperación; Hay victimización, catastrofismo, lo cual     
     genera desmotivación e   igualmente  inseguridad y angustia.

§        Emanación de angustia persecutoria; Se transmite el sentimiento de que
fuera de la familia existe el enemigo. Se suscita la idea de que “los demás son malos y quieren herirnos”, lo cual genera miedo y odio a la diferencia.
                                 
§        Creación de mentiras y de Confusión Se fomentan mentiras piadosas
     con el objetivo de que el otro no sufra, pero esto da lugar a la confusión. 
      Es importante que la información dada se corresponda con la edad
      pero  hay  que fomentar el pensamiento positivo porque la mentira atrae
      a la ansiedad persecutoria y puede llegar a paralizar.       
               
  
Como he citado anteriormente, es posible que existan ambas funciones en un mismo entorno familiar pero siempre predomina un tipo concreto. Cabe decir que estas funciones no solo afectan a los hijos sino a todo el entorno familiar. Posteriormente veremos las funciones educativas que proporciona la familia  y cómo éstas afectan a los hijos.



Fuentes y Bibliografía

“Definición de Familia: Una visión del Institut Universitari de Salut Mental Vidal i Barrquer.” Carlés Pérez Testor,  Universitat Ramon Llull. Barcelona (2008)

“Educación y familia: la educación familiar en un mundo de cambio”. M.Alvarez Vélez, A. Berástegui Pedro-Viejo. Editorial; Universidad Pontificia Comillas. Madrid (2006)


No hay comentarios:

Publicar un comentario