viernes, 28 de octubre de 2011

SIGNIFICADO PSICOLÓGICO DEL DIBUJO INFANTIL



 Sin lugar a dudas el dibujo es una forma de comunicación humana y tenemos muestras de ello desde la antigüedad. Gracias a él, hemos podido conocer información relevante de nuestro pasado prehistórico, por lo que ha sido y sigue siendo una poderosa herramienta de expresión gráfica que permite representar una idea o un pensamiento. Lo interesante y yendo más allá, es que el dibujo además de representar una idea nos aporta información psicológica muy valiosa.


Debido a la extensión de este tema, vamos a centrarnos ahora en el dibujo infantil, el cual evoluciona según la etapa evolutiva del niño. En cada una de estas etapas, el infante, va dejando rastros de cómo es su mundo interior. Desde el garabato inicial, (en torno al año y medio) en el que todavía no hay intención de representar formas pero sí muestras de afectividad y capacidad psicomotiz, hasta formas más completas de representación, el niño aporta gran información sobre; la formación de la personalidad, la maduración emocional, intelectual y psicomotriz, la expresividad y creatividad y las bases para la escritura y la lectura entre otras.

A partir de los dos años, puede haber ya unos intentos por parte del niño de representar objetos del mundo real ya que se observan trazos sin llegar a la representación de las formas propiamente dichas. Sí, en torno a los dos años y medio-tres, el pequeño ya dibuja círculos y combina líneas para crear formas nuevas con la intención de ir definiendo objetos, personas y situaciones. A partir de los tres-cuatro años, la figura humana se perfila y pasa de ser un palo con pies y cabeza a la representación de un cuerpo, a menudo con cabeza y ojos muy grandes. También se incorpora el pelo. A los cinco años ya reconocemos la figura humana completa con todos sus miembros y como capacidad de creatividad y observación del entorno ya aparece la diferenciación, para dibujar a unos y a otros distintos. A los seis años tenemos el dibujo consolidado y aquí empieza una gran oportunidad para observar las emociones y pensamientos del infante.

En este proceso hemos visto el progreso del niño en cuanto a la forma, el trazo, el espacio que ocupa el dibujo en el papel, la satisfacción o no que le produce esta actividad, el modo en que agarra el lápiz, la actitud (si presta atención o no a lo que hace) los detalles que añade..etc.. pero es partir de los cinco-seis años cuando el dibujo se presenta como una herramienta de evaluación psicológica.

La intención de la evaluación psicológica del niño a través del dibujo abarca el conocimiento de los aspectos evolutivos, madurativos, psicomotrices, intelectuales, cognitivos y afectivos y para ello disponemos de diversas herramientas interesantes como son; el dibujo libre, el HTP, el test de Bender y el test de la familia   como los más relevantes pero hay otros distintos que también pueden ser de gran utilidad. Por conocimiento propio, hablaré concretamente y de una manera breve del HTP, el cual, a mi modo de ver es uno de los que mayor información proporciona juntamente con el de la familia.Veamos;

El HTP (House, Tree, Person) es una técnica proyectiva, (revela aspectos inconscientes del sujeto) que puede administrarse tanto en  la edad infantil como en la edad adulta. Consta de tres partes, en las cuales se solicita que se haga un dibujo de una casa, un árbol y una persona. En ella se proyectan los aspectos inconscientes del individuo quedando plasmados de esta manera en el papel. El sujeto no es consciente de los aspectos en los que va a ser evaluado y eso hace que la persona no se sienta observada ni analizada.

Cabe decir, que como técnica psicoanalítica hay que tener en consideración varios aspectos. Entre ellos señalar que;

  • Debe ser administrado por un profesional con formación específica en el tema y para ello debe seguirse una metodología específica. Se da una consigna concreta y al finalizar los dibujos se solicitará una historia relacionada con los mismos y por separado.
  • Es muy importante saber que el HTP es un complemento a otras pruebas u observaciones para que tengan validez.
  • También es importante tener en cuenta la edad del niño, debido a que una característica determinada puede suponer diferentes interpretaciones según el momento evolutivo.
  • Hay que tener en cuenta que hay diversos elementos que aparecerán en el dibujo debido a circunstancias temporales vividas por el sujeto.

Dicho esto, veamos las principales características que encontramos en cada uno de estos 3 dibujos;

a)      La casa; aquí los niños expresan sobre el papel su propia forma de vida y su relación con el mundo exterior  ya que la casa, es considerada una expresión gráfica que representa el sentimiento o deseo de vivir protegido, la seguridad y la protección de los peligros del mundo exterior. Serán indicativos importantes; la puerta, las ventanas y el techo así como otros elementos añadidos; jardín, nubes, animales, flores…su ausencia, su presencia, su tamaño, la situación en el papel, si se ha borrado o modificado..etc..serán indicativos importantes de análisis.

            

b)      El árbol; representa la estructura propia del “yo” Refleja la personalidad de quien lo dibuja y con sus detalles particulares observaremos multitud de información. Aquí es importante fijarse en la ausencia y presencia de; raíz, suelo, tronco, ramas, copa y hojas entre otros. Como en la casa, es igualmente importante hacer caso a la ubicación en el papel, la proporción del elemento dibujado, el tamaño…

     

c)      La persona; plasma de forma indirecta cómo es la persona y pueden observarse ciertas capacidades de la misma. Todas las características y detalles (ojos, boca, dientes, pelo, sombreado, tamaño de los miembros..) serán muy significativos.

           
   

En el ejemplo de los varios dibujos aquí expuestos y si nos fijamos en la forma, en el trazo,  en la expresión, en la ubicación, en el tamaño y en la ausencia o no de detalles podemos imaginar cuantas pistas tenemos sobre el papel para completar una evaluación que habremos iniciado con otras pruebas. Es fascinante ver como dejamos huella con solo coger un lápiz.

Bibliografía:

HTP (casa-árbol-persona) Tecnica Proyectiva de dibujo manual y guía de interpretación.  (2008) J.N Buck. Tea Ediciones S.A

Como interpretar los dibujos de los niños. (1999) N Bedard, editorial; Sirio.

Psicodiagnosis. Sergi Banús, Tarragona
http://www.psicodiagnosis.es/areaespecializada/instrumentosdeevaluacion/htpcasaarbolpersona/index.php

2 comentarios:

  1. sabes? este post me ha hecho recordar un proyecto que intenté lanzar a japon con lo del terremoto queria que los niños japos de fukushima dibujaran lo que estbaan viviendo y leugo trabajar con ellos con un traductor el como se sienten, me puse en contacto con al rededor de 25 30 colegios, hice hasta un proyecto en ingles justicando el por que de todo y como lo iba a cofinanciar, pero al final han pasado de mi.

    Es muy interesante lo del dibujo, aunque hasta que punto es verdad lo que decimos que vemos? prque claro, algunos está super claro, pero otro... no sé, yo yo recuerdo que cuando me hicieron el del arbol dibujé una palmera, eso que significaria pues? imaginación o que estaba perturbado? un abrazo nuri

    ResponderEliminar
  2. hola Nuria, me parece muy interesante lo que dices de los dibujos infantiles y su significado.
    estoy haciendo un trabajo de recerca como trabajo final de bachillerato y me interesaria mucho poderte hacer una pequeña entrevista via correo o como te vaya bien!!
    gracias

    ResponderEliminar