lunes, 23 de abril de 2012

"SUELO ESTAR TRISTE": TRASTORNO DISTÍMICO


Dentro de los trastornos del estado de ánimo, hallamos el trastorno distímico, diferente del trastorno depresivo mayor por una menor gravedad de los síntomas, por la presencia de ansiedad y por la evolución del curso. La edad de inicio suele darse en torno a los 20 años y  los afectados dicen sentirse bien durante días  o semanas, pero la mayor parte del tiempo se sienten cansados y deprimidos.

domingo, 15 de abril de 2012

"LLAMAME CUANDO LLEGUES": AMOR A DISTANCIA


Marta vive en Madrid y acaba de llegar de Londres, donde reside James, su pareja. Tiene que esperar entre 15 y 20 días para volver a abrazarlo de nuevo, pero ella espera, como ha estado esperando durante estos dos años de relación a distancia. Como ella, miles de personas mantienen una relación de este tipo. Algunas consiguen juntarse para siempre, otras fracasan en el intento pero la realidad es que este tipo de relaciones se dan y cada vez con más frecuencia.

Sería absurdo preguntar si es posible o no mantener el amor a distancia. La pregunta generaría un gran debate y cada cual con su experiencia y o criterio daría una opinión concreta a un fenómeno que no responde a generalidades. Lo que me interesa aquí del tema es; ¿Cómo se vive este tipo de vínculo? A pesar de las desventajas ¿Cuáles son los beneficios?

jueves, 12 de abril de 2012

"HUELE A...": LOS RECUERDOS




“Es oler el campo y el mar y ver recuerdos de mis ocho años...”- relataba Guillermo al contarme sus vacaciones- Le dedico este post, a él y a todos los que se preguntan porqué el olfato tiene ese poder en nuestro cerebro.


La vista, el oído, a veces el gusto, incluso el tacto nos evocan  gran variedad de recuerdos pero el olfato es el  sentido  más  poderoso para evocarnos memorias. Oler el aroma de un perfume puede transportarnos a momentos y a personas más íntimas, oler un determinado manjar puede hacernos recordar igualmente momentos pasados…De la misma manera, podemos adentrarnos en recuerdos cuando olemos un libro u olemos una brisa fugaz. ¿Quién no ha sentido eso de “huele a verano, huele  a ese plato que cocinaba mi madre o huele a esa persona determinada”?  Y es que sí, el olfato y la memoria están estrechamente relacionados.