lunes, 23 de abril de 2012

"SUELO ESTAR TRISTE": TRASTORNO DISTÍMICO


Dentro de los trastornos del estado de ánimo, hallamos el trastorno distímico, diferente del trastorno depresivo mayor por una menor gravedad de los síntomas, por la presencia de ansiedad y por la evolución del curso. La edad de inicio suele darse en torno a los 20 años y  los afectados dicen sentirse bien durante días  o semanas, pero la mayor parte del tiempo se sienten cansados y deprimidos.


Según la clasificación diagnóstica DSM-IV, el trastorno distímico, presenta síntomas crónicos que se mantienen al menos durante dos años, entre los cuales podemos destacar:

  • Sentimientos de desesperanza y malestar psicológico del sujeto con gran desencanto por la vida y el futuro. Se observa un estado de ánimo, crónicamente deprimido.
  • Dificultad en tomar decisiones y dificultad de concentración.
  • El sujeto se siente mejor por la mañana pero hay un patrón ansioso (suele estar presente la ansiedad)
  • Se observa apatía y falta de energía pero no inhibición motora, pudiendo hacer frente a las exigencias básicas de la vida cotidiana.
  • Pueden aparecer ideas acerca de la muerte pero no pasan a la acción ni a la ideación de suicidio.
  • Suele apreciarse insomnio inicial y despertares frecuentes.
  • Pérdida o aumento de apetito.
  • No aparecerán ideas alucinatorias, ni delirantes.
Muchos lectores se estarán preguntando, cuales son las diferencias entre este trastorno y el trastorno depresivo mayor pues a groso modo parece que se asemejen y aunque ciertamente comparten similar sintomatología, sí que difieren en varios aspectos.
Elena Requena, coautora del libro Manual de psicopatología clínica, nos expone las diferencias más significativas, según el DSM-IV:

Mientras el trastorno depresivo mayor presenta una personalidad premórbida poco neurótica, en el trastorno distímico se aprecia Neuroticismo y ansiedad. Por otra parte, sí se encuentran antecedentes familiares en el trastorno depresivo mayor y son menos frecuentes en el trastorno distímico. El inicio, la edad y el curso también difieren ya que en el trastorno depresivo mayor se da un inicio brusco, con promedio de edad de los 35 años y con un curso fásico. Contrariamente, el trastorno distímico  presenta un inicio insidioso, con edad de inicio en torno a los 20 años y con un curso crónico. Por último, el pronóstico del  trastorno depresivo mayor es favorable  y la respuesta pscofarmacológica, es buena, mientras que  el trastorno distímico  presenta un pronóstico menos favorable y la respuesta psicofarmacológica es variable.

Aunque los síntomas de la distímia suelen ser menos intensos, que los de la depresión puede afectar mucho a la vida del sujeto por su largo curso. El sujeto suele vivir constantemente sin esperanzas en el futuro, con falta de productividad y baja autoestima. Un tratamiento adecuado puede ser la combinación de psicoterapia y antidepresivos.

Bibliogarfía

Capítulo XIV. Trastornos del Estado del ánimo. E, Requena.  Manual de psicopatología Clínica. A. Jarne., A., Talarn (comp.) 2000. Fundació Vidal i Barraquer, Paidós, Barcelona.

2 comentarios:

  1. Me encanta su blog, estoy explorando y me gusta...en esta entrada debe corregirle el título.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias!por la participación, la opinión y la sugerencia.

      Saludos!
      Núria

      Eliminar