domingo, 13 de mayo de 2012

"¡¡¡HERMOSA, PRECIOSA Y REALMENTE GUAPA!!!" : APRECIACIÓN DE LA BELLEZA


Rubios, morenos, pelirrojos, altos, bajos, delgados, robustos…ahí estamos todos, con nuestras características particulares que nos hacen diferentes y únicos pero ¿Quién es guapo o menos guapo? La belleza a pesar de ser subjetivamente contemplada por aquel que la mira, tiene componentes culturales, biológicos y psicológicos que nos hacen definirla. De esta manera, la razón por la que percibimos algo físicamente bello, radica en dichos factores, que por así decirlo, serán los encargados de juzgarla.


En primer lugar, me gustaría darle a la cultura la importancia que se merece y esto abarca dos cuestiones importantes. La primera de ellas radica en la evolución de la misma. Esto es, mientras antiguamente los cuerpos robustos eran el ideal de belleza, actualmente el atractivo físico se percibe como una figura más esbelta y delgada. Dicho de otra manera; el concepto de belleza se ha ido modificando con el paso de los siglos. La segunda cuestión estriba en la percepción de la belleza según la localización geográfica de la que hablemos, pues por ejemplo; mientras en algunos lugares se tiene predilección por una piel blanca, en otros se prefiere una piel bronceada.

En segundo lugar y como factor sumamente importante, está el papel que representa la Biología. A mi entender, es algo realmente apasionante, ver cómo estamos innatamente influenciados por esta cuestión. Así que trataré de explicarlo con bastante detalle para que podamos apreciarlo como es debido.

El ojo humano, la simetría y la Biología

Está demostrado científicamente que para el ojo humano (y no tan humano) la simetría es atractiva. Esto es; la similitud entre los lados izquierdo y derecho de la cara. Tanto es así que hasta los bebés pasan más tiempo contemplando fotografías de gente con rostros simétricos. Lo interesante de esto, es que los científicos aseguran que esta preferencia es debida a la evolución de la especie y argumentan que la fijación por la simetría es una manera de dar más valor a la reproducción. Dicho de otro modo; aparearse con alguien de proporciones simétricas asegura una mayor probabilidad de descendencia hermosa, (puesto que es un indicativo de que los genes sean más fuertes, robustos y sanos) lo que haría que esta descendencia tuviera más oportunidades de apareamiento y así sucesivamente para seguir con la evolución de la especie. Esto se ha observado también en animales, los cuales, por ejemplo tienen tendencia a buscar dicha simetría para aparearse.

Pero ¿basta con la simetría? Aquí cruzamos ya una línea muy fina entre lo biológico y lo psicólogico. Multitud de estudios demuestran que en occidente los hombres prefieren a las mujeres  más jóvenes, más bajas que ellos, con la nariz pequeña, ojos grandes y pómulos bien definidos ( rostros que transportan a la pureza infantil), mientras que las mujeres prefieren hombres generalmente maduros, de complexión fuerte y labios gruesos. Curiosamente, las investigaciones han apreciado que para ellas la belleza cambia a lo largo del mes y se percibe diferente según el momento  de su ovulación.

La proporción del cuerpo también es un dato importante según los científicos y sigue siendo por una cuestión biológica. Ellos prefieren que las caderas de sus compañeras sean fuertes (para soportar el parto y dar descendencia) y ellas prefieren al hombre alto y fuerte como indicativo de una buena salud y en consecuencia de una mayor probabilidad de buena genética.

Biológicamente podemos concluir que se siente atracción por aquella belleza simétrica y con genes que sean buenos indicativos para seguir la especie.


Psicología y belleza; el efecto halo y algunas curiosidades
Resulta costoso hablar de todos los factores psicológicos que intervienen en la atracción. De hecho, ya he dedicado alguna entrada a hablar de ello. Pero aquí, más que atracción me gustaría hablar de belleza en sí. Esto es; cómo la mente humana califica de bella  a otra persona. ¿Hay términos generales? Quizás el efecto Halo, sería aquí adecuado para responder a esta incógnita. Este efecto, acuñado por Edward L. Thordinke, 1920 y más tarde, estudiado por Salomon Asch es definido como un fenómeno psicológico por el cual juzgamos a una persona a partir de un rasgo o cualidad determinada. Esto es; a partir de una sola característica evaluamos el resto como un todo. De esta manera si una persona nos parece bella, llegaremos a creer que puede ser más inteligente o buena de lo que realmente es. En resumen; trasladamos un aspecto que destaca en una persona  (positivo o negativo) para hacer una total evaluación de esa persona.
Las conclusiones de las investigaciones acerca de este fenómeno aseguran que las personas atractivas suele ser vistas como más inteligentes y buenas y yendo más allá otros estudios muestran como la gente más atractiva tiene más éxito laboral. En contrapartida llegan las desconfianzas; algunos estudios han afirmado que la belleza no supone siempre una ventaja pues por ejemplo las mujeres atractivas suelen ser vistas a menudo como más materialistas, elitistas y menos bondadosas.

¿Curiosidades en torno a la psicología de la belleza?

Desde la Universidad de Arizona, el psicólogo Douglas Kenrich y S.Gutiérrez, nos explican como cambian los juicios de la belleza según el entorno en el que nos hallemos y según los anteriores estímulos que hayamos recibido. Esto es; una mujer bastante atractiva puede resultar ser vista como menos atractiva por un hombre si previamente éste ha visto a una mujer muy atractiva. Este principio de contraste también aparece de la manera contraria. Una mujer de atractivo medio, resulta más bella si por ejemplo entra en una habitación de mujeres poco atractivas.

Del mismo modo, esto parece afectarnos también a nivel de autoapreciación. Los mismos investigadores indicaron en otros estudios que si una mujer se ve rodeada de mujeres más bellas que ella (ya sea de manera presencial o en el visionado  de un film) baja la satisfacción del propio atractivo físico.

 ¿Y qué dicen estos investigadores de los hombres? Sus estudios afirman  que la visualización de películas, por parte de ellos, donde salen mujeres muy atractivas debilita el compromiso de sus parejas. Esto es; según estos autores afectaría a sus sentimientos pero todo y así y a pesar de estar bombardeados de mujeres y hombres hermosos, por alguna estrategia de la mente no cambia la percepción del atractivo físico de nuestra pareja, solo cambia nuestra estimación del número de personas que están “disponibles” para nosotros como probables compañeros. Es algo así como saber que siempre hay mejores que el compañero y que por una cuestión evolutiva barajamos esa posibilidad.

En resumen; la cultura, la Biología y la Psicología dictan el camino hacia la belleza. Subjetiva sí por supuesto pero no nos escapamos de ciertas influencias que operan directamente en nuestra mente a la hora de juzgarla.

.Bibliografía
Looking good: The Psychology and Biology of Beauty. C. Feng, 2002, Stanford University. Journal of young investigators. http://www.jyi.org/volumes/volume6/issue6/features/feng.html

Why I hate Beauty, M. Levine, 2001, last reviewed 2012. Psychology Today.

2 comentarios:

  1. Tengo 2 cosas para decirte . Primero sos una de las psicólogas mas bonita q he visto y segundo lindo blog!

    ResponderEliminar