miércoles, 23 de enero de 2013

"GRACIAS": LA FUERZA PSICOLÓGICA DE LA GRATITUD

thank you
“Es de bien nacido, ser agradecido” dice el refrán, pero más allá de ser un acto de educación y cortesía, la gratitud  representa un valor, y casi  una manera de vida. Hay quien camina maldiciendo un día oscuro y hay quien agradece que a pesar de ver nubes, exista el cielo. Gracias, palabra corta y fácil de pronunciar, sin embargo detrás de ella se esconde una larga y poderosa lista de ventajas. Entre las más importantes; la del optimismo y la del aumento de la felicidad.

La gratitud, es un tema que ha recibido mucha atención por parte de la investigación psicológica. Seligman, Steen y Peterson (2005)  aportaron numerosos estudios que demostraron su importancia y los beneficios que otorga. Algo tan sencillo como hacer reflexionar a un grupo experimental sobre lo que ha hecho alguien  de bonito por ellos y a continuación escribir una carta agradeciendo ese acto, demostró un aumento significativo de la felicidad y una disminución de la tristeza.

Similares fueron los anteriores estudios empíricos acerca de los diarios de gratitud (Emmons y McCullough , 2003). En ellos debían escribirse gratitudes semanalmente y  los resultados fueron concluyentes. Aquellos que mantenían este ejercicio con regularidad se sentían mejor con sus vidas, relataron menos síntomas físicos y se sentían más optimistas las semanas posteriores. Sin embargo, los que abandonaron el ejercicio o escribían quejas y situaciones neutras de su vida se sentían más pesimistas y con menos energía física.

Más datos, aportados igualmente por Emmons y McCullough ,2003. Un agradecimiento al día, aún produjo resultados más beneficiosos que las aportaciones semanales. Se observaron mayores niveles de atención, entusiasmo y autoconcepto, así como una mayor probabilidad de ayudar a otros. Pero la investigación no acaba aquí. En el año 2008, Robert Emmons publica el libro titulado ¡Gracias! Tras ocho años de extensa investigación, este profesor de Psicología, de la Universidad de California nos explica la nueva ciencia de la gratitud. ¿Más ventajas? Parece que sí. Beneficios en las relaciones, en el nivel de energía, en la salud emocional y física, en la prosocialidad y en la empatía, serían también dignas de mención. Cuatro puntos relevantes destaca Emmon, et al, en cuanto a la medición de la gratitud:

·  Bienestar: ser agradecido reporta gran cantidad de emociones positivas, como la satisfacción por la vida, la vitalidad y menor disposición al estrés y a la depresión.

·       Prosocialidad: la gratitud también nos hace ser más empáticos y generosos.

·    Espiritualidad: tener fe y creencias religiosas está relacionado con una mayor tasa de gratitud y compromiso con otros.

·       Materialismo: las personas más agradecidas son menos envidiosas y no dan tanto valor al dinero y a los bienes materiales.

El autor reitera la importancia de la gratitud para alcanzar mayores valores de felicidad. En sus palabras; “enriquece la vida humana” y esta gratitud hay que cultivarla y hacerla crecer. Parece ser que no hay dudas. Multitud de investigaciones más, avalan estas conclusiones. Agradezcamos más a menudo y seremos más felices.


Bibliografía

Gratitude: a Key to Happiness. William F. Doverspike, Georgia Psychology Association.

Gratitude. Psychology today
http://www.psychologytoday.com/basics/gratitude

The New Science of Gratitude

Foto; http://www.sxc.hu/photo/672385

No hay comentarios:

Publicar un comentario