martes, 26 de marzo de 2013

EXCLUSIÓN SOCIAL: UNA REALIDAD CERCANA



Todos necesitamos sentirnos parte de la sociedad en la que vivimos. Con nuestras circunstancias, nuestras rarezas, nuestras situaciones y nuestras desdichas, pero es necesaria esa inclusión social para nuestra salud psíquica. Por desgracia, hay quien vive realidades desgarradoras y muy duras. Ya sea el ejemplo de historias de pobreza, maltrato, desamparo social, familias sin los recursos básicos para sobrevivir o gente que sobreviviendo, vive con miedo por estar sin nombre y una posible deportación a su país de origen. Estos y demás relatos no nos quedan ajenos y no hace falta mirar muy lejos para encontrar sucesos de este tipo en nuestras calles. Más allá de una situación precaria, hablamos de exclusión. Exclusión social y el riesgo psicológico que ello conlleva.

lunes, 25 de marzo de 2013

"LLEGAS TARDE": LA PUNTUALIDAD



El otro día esperaba a una amiga. Como de costumbre, llegó 15 minutos tarde. Apareció con la lengua fuera y pidiendo mil disculpas. Su justificación fue decir; “perdona es que tenía que hacerme la cama antes de salir y se me hizo tarde”. A lo que yo le contesté; “entiendo pero es que yo me la dejé por hacer para llegar a la hora”.

Hay gente que vive sin reloj. No importa qué tengan que hacer o hacia dónde se dirijan. La cuestión es que siempre llegan tarde. Por una cosa o por otra, se retrasan en sus compromisos y aunque se esfuercen en cambiar, repiten una y otra vez el mismo hábito; el de ser impuntuales. Este me parece un tema tan cercano como complejo. Todos conocemos a alguien que no es amigo de la puntualidad, pero ¿hablamos de un rasgo del carácter o de un rasgo cultural? Uno y otro tienen parte de razón. Veamos.

martes, 19 de marzo de 2013

"QUIEN ESPERA DESESPERA": LA PACIENCIA


Dicen  que  “La paciencia es la madre de la ciencia” y cuanta verdad debe esconderse tras la célebre frase, pues aunque a veces no sea de nuestro agrado, las constantes y diferentes circunstancias de la vida nos obligan a esperar. Estamos esperando el autobús para ir al trabajo pero no llega. Sabemos que la puntualidad con nuestra jornada laboral, hoy no se llevará a cabo. Sin embargo no podemos más que resignarnos, ya que no disponemos de una barita mágica para antojar lo que nos plazca en el aquí y ahora. La cuestión es que esa resignación ante la espera, podemos vivirla de muy diferentes maneras. Elijamos la que elijamos, lo que está claro es que la opción de generar estrés e impacientarse no nos reporta beneficios. Bendita virtud entonces, la de poseer el don de la paciencia. No hay duda; psicológicamente, dicha habilidad es esencial para nuestra salud mental.

sábado, 16 de marzo de 2013

¿SABEMOS ACEPTAR LA CRÍTICA? : UNA HERIDA EN EL EGO


“La crítica constructiva habla de mí, la destructiva de ti”, dice mi gran amigo y asesor José Erre (@joseerre) www.neurotu.com Es una frase sabia que engloba una gran realidad, pero lo cierto es que no siempre la vivimos así.  No todas las personas saben aceptar una crítica y, para la mayoría de gente, recibirla resulta algo incómodo. Aquí me pregunto; ¿Por qué se hace difícil ser corregido aun cuando es para un bien propio? La aceptación de un error particular, no es tarea sencilla.

miércoles, 13 de marzo de 2013

LA EX PAREJA Y LA RAZÓN POR LA QUE (NO) LA QUIERO VER


Terminar de mutuo acuerdo en una relación no siempre es posible. De hecho, lo más usual es que una de las dos partes no esté de acuerdo con la ruptura y de ahí que surjan sentimientos de rechazo, rabia, indignación, impotencia y duda. Ciertamente, al truncarse  una relación se vive una situación de  malestar psicológico, que aumenta cuando uno de los dos miembros no lo espera y/o no lo desea. Ahora bien, ¿Cómo procesa el cerebro esta desavenencia? Si de olvidar se trata, ¿Qué es aquello que no se aconseja y que tan a menudo se hace? Se pasa a ser ex miembro, a estar exento y de alguna manera expulsado, de un vínculo difícil de gestionar.

domingo, 10 de marzo de 2013

"TE QUIERO MUCHO PERO TE DEJO": EL DESAMOR






Es más difícil decirle a alguien “te quiero”, que decirle  “te quiero mucho”. El adverbio “mucho”, no deja desnudo a un sentimiento tan potente como el “querer” y se ve que preferimos adornar este verbo para no quedarnos solos ante la magnitud del amor y de lo que implica amar. Del mismo modo, también solemos decir “te quiero mucho pero te dejo” o “te quiero mucho pero ya no siento lo mismo” que decir “ya no te quiero”. En varias ocasiones y en diferentes artículos he hablado del amor y del enamoramiento (siendo distintos). He mencionado también los cambios químicos y biológicos que reporta tan misterioso sentimiento y por otra parte, también he hablado de rupturas e infidelidades. Hoy, en este nuevo post, me gustaría hablaros del desamor. Un término infrecuente en palabras, pero usual en realidades.


miércoles, 6 de marzo de 2013

¿CÓMO SE RELACIONAN LOS PSICÓPATAS?




No es una enfermedad, sino una manera de ser; diferente, atípica, poco frecuente y espeluznante. La personalidad  del psicópata, compleja en su globalidad, muestra una apariencia “normal”.  Pero lo cierto es que tras su máscara de encantos, inteligencia, dotes de persuasión y generosidad, se encuentra un ser con unas necesidades distintas al resto. La incapacidad de hacer vínculos emocionales, la falta de empatía y la carencia de sentimientos de culpabilidad, hacen que estemos ante una persona verdaderamente  narcisista. Un egocéntrico con un exclusivo objetivo; satisfacerse únicamente a sí mismo, aunque ello conlleve mentir, manipular, herir o matar (no todos los psicópatas matan). Ahora bien, tras esta identidad, ¿cómo se relaciona con el resto de los mortales? ¿Cuáles y cómo son sus relaciones con los demás?