miércoles, 10 de abril de 2013

"JUNTOS PERO NO REVUELTOS": CUANDO TENER PAREJA IMPLICA NO COMPARTIR TECHO


“Te quiero, te amo, te adoro pero yo me voy a mi casa a dormir”. Cristina define así su relación con Carlos. Llevan tres años juntos y no existen problemas entre ambos, excepto que él no quiere que vivan juntos. Ella no lo entiende y esto le genera dudas, ansiedad y un poco de desconfianza. Afirma no haber venido antes a consulta porque no quería obsesionarse con la idea de ser anticuada y porque muchas de sus amigas viven separadas de sus parejas sin que para ellas suponga esto un problema. También agrega que está muy confundida porque por lo demás, y por lo que atañe a la relación todo va viento en popa…



En inglés LAT (living apart togheter), o también conocido como “stay over”. Este es un fenómeno que ha crecido mucho en EEUU y América latina durante los últimos años (en España avanza con más lentitud) y no es otra cosa que una nueva manera de mantener una relación de pareja. Esto es; tú vives en tu casa y yo en la mía. ¿Los motivos? Varios. Ya sea porque no están dispuestos a renunciar a su propia casa, porque uno de los dos tiene hijos y no se quiere llegar al punto de implicación  de compartir techo o porque no quieren caer en el tedio conyugal. Sea como sea hay un punto común en las relaciones de este tipo y este es que se quiere preservar la individualidad. Salvando los motivos económicos o aquellos que impliquen una separación forzosa (diferentes lugares de trabajo, etc…) vamos a detenernos a analizar esta nueva tendencia, que Sociólogos y Psicólogos ya han empezado a estudiar.

En primer lugar, me gustaría destacar la aportación que hace Zygmunt Bauman, en su libro “Amor líquido”, 2006. El autor, en esta publicación, examina la fragilidad de los vínculos humanos y hace referencia al tema que hoy nos ocupa diciendo que;“el vivir junto a alguien que se ama, es un porqué y no un paraqué. Agrega que la sociedad de consumo en  la que vivimos ha mermado nuestros valores y que nuestras relaciones las vivimos como mercancías que podemos desechar con facilidad cuando una parte del otro no nos gusta. En el vivir juntos, se carecen de vínculos de afinidad. Parece que no estamos dispuestos a ceder o a perder nuestra individualidad, aún cuando de amor se trate.

Por otra parte, el Dr Scott Haltzman, autor de “los secretos de los hombres felizmente casados” afirma que es necesaria una convivencia, aunque eso suponga ceder a veces y pactar entre los dos miembros, para aprender a superar con éxito las dificultades y las desavenencias venideras. Destaca la importancia de la colaboración y la integración de la pareja y para ello tiene que haber convivencia. Otros enfoques psicológicos se centran en la transmisión de valores a los hijos, que hacen este tipo de familias. Se puede caer en el error de enseñar que el matrimonio es algo totalmente individual y que ello no implica ningún tipo de sacrificio ni compromiso.

Más apuntes. No podía faltar la investigación que gira en torno al miedo al compromiso. Personas temerosas a las que les da verdadero temor compartir una vida como si estuvieran firmando el fin de su mundo individual. No hay espacio para compartir algo que pueden perder. Este caso, es muy común en segundas parejas donde después de haber pasado por una mala experiencia matrimonial, no se contempla la opción de volverlo a intentar, con lo que ello implica.

En resumen; proteger la individualidad es el objetivo de este tipo de relaciones de pareja. ¿miedo al compromiso? ¿falta de sacrificio? ¿poca implicación? ... Cristina ha decidido reflexionar sobre si la decisión de Carlos es lo que ella quiere para su vida, puesto que se pregunta que si ha de despertar sola, quizás también puede acostarse sola…

Bibliografía

Bauman, Zygmunt, Amor Líquido, acerca de lafragilidad de los vínculos humanos, Fondo de Cultura Económica, Buenos Aires, 2006, fragmentos http://www.teoriasdelaamistad.com.ar/pagina5/Unidad9/4Bauman.pdf

Tú en tu casa, yo en la mía: llegan las nuevas parejas “stay over”. La voz de malaga, 2011 http://www.laopiniondemalaga.es/cultura-espectaculos/2011/08/28/casa-llegan-nuevas-parejas-stay-over/446201.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario