lunes, 8 de abril de 2013

"SI REALMENTE ME QUISIERAS NO ME HARÍAS ESTO":EL CHANTAJE EMOCIONAL

http://www.morguefile.com/archive/display/27957

“Si realmente me quisieras no me harías esto”. 
“Queda con tu novia, pero yo no descuidaría tanto a mis amigos”
“Haz lo que quieras hijo, pero yo nunca le habría hecho esto a mi madre”
“Si quieres no hagas horas extras, pero ya sabes que están despidiendo a mucha gente”
“No hace falta que me ayudes, al fin y al cabo siempre lo hago solo”

Todos nosotros, hemos oído alguna vez, frases como estas o similares. En el trabajo, en la familia, entre amigos y entre parejas, existe una técnica de manipulación psicológica muy sutil y dañina, llamada chantaje emocional. Dicha técnica, suele estar tan  infiltrada en nuestras vidas que a menudo nos cuesta reconocer cuándo estamos sometidos a ella o cuándo la ejercemos.

Por mi experiencia profesional, veo en muchos casos, que una y otra vez, la gente sufre chantajes emocionales y ¡créanme! sufren mucho. Personas que se sientan en consulta, culpables, tristes, sin saber gestionar ciertos sentimientos y preguntándose, qué hacer frente a los mismos. En este post pretendo explicar de dónde nace esta manipulación, qué maneras hay de ejercerla y qué consecuencias acarrea.

¿Por qué se usa el chantaje emocional?

En primer lugar me gustaría dejar claro, que esta manera de manipulación inconsciente o voluntaria, suele asociarse a gente retorcida y egoísta, pero NO siempre resulta así. Tal y como he citado anteriormente, ésta es una técnica más común de lo que creemos y en la práctica real de las relaciones humanas, se da con bastante facilidad. Ahora bien ¿por qué se usa? Sencillamente porque es un acto defensivo, de disconformidad y no aceptación en lo que el otro hace y/o dice y es una manera de exigir unas necesidades propias.Y para ello se utilizan como arma los sentimientos. Es un bucle peligroso, ya que, el que utiliza el chantaje posa la responsabilidad de algo propio (deseos, necesidades…) en el otro y el que la recibe, debe lidiar con sus propias creencias y las que el otro necesita. ¿Y esto qué conlleva? Evidentemente y como consecuencias, acarrea sentimientos de culpa, problemas de autoestima, inseguridad, impotencia, miedo, temor al rechazo y en algunas ocasiones autocastigo.

¿Qué maneras hay de chantajear emocionalmente?

No solo daña la palabra. Las actitudes y las insinuaciones a modo de amenaza también son muy dañinas. Podríamos decir que los modos de chantaje emocional más utilizados son; el silencio, gestos, el victimismo, los reproches, (generando culpa) la amenaza (directa o indirecta), incluso el castigo. Cuando se usa el chantaje emocional, a menudo se está diciendo “hazme caso”, “no me abandones” o “necesito ser importante para ti” y lo hacen cómo modo de llenar insatisfacciones emocionales propias. Pero ciertamente nadie tiene la culpa de los vacios y necesidades de otro y es muy importante poner los límites correspondientes.

Por otra parte, cabe decir que el chantaje emocional tiene un objetivo y este no es otro que crear obligación y culpa, en el otro, para que se cumplan las expectativas propias.

¿Cómo gestionamos el chantaje emocional cuando lo recibimos?

La gran pregunta. Puesto que la persona que es chantajeada emocionalmente sufre una mezcla de sentimientos de temor, angustia, culpa, exigencia  y obligación, normalmente se ve aprisionada en un callejón sin salida. Si cede ante las demandas del otro se siente mal y si no, también. Una de las frases que más oigo en consulta cuando se me presentan problemáticas así es; “haga lo que haga, me sentiré mal”. Realmente, no son situaciones fáciles de gestionar pero repito la importancia de establecer límites. En primer lugar, preguntarnos qué papel represento yo en esa demanda, confiar en nosotros mismos y establecer autorespeto. Debemos ser capaces de establecer el derecho a opinar y defender nuestros derechos. Según el tipo de relación que se tenga con esa persona, podemos pactar, con diálogo y comunicación sincera. La comunicación sincera radica en saber intercambiar las diferentes opiniones con respeto mutuo y defendiendo nuestras necesidades, así como nuestra autoestima. Una buena manera de enfrentarse a esta comunicación es expresando con libertad el trasfondo del chantaje. Por ejemplo podemos decir; “no entiendo muy bien lo que me dices, por una parte me verbalizas que me vaya tranquilo, pero por otra siento que si lo hago te enfadas, o te sientes mal. Hablemos esto”

Nadie es dueño de nadie y menos de las necesidades emocionales de otro. Sean del tipo que sean. Reitero la importancia de ahondar de manera sana en uno mismo, respetarse y establecer límites. Si por uno mismo, no puede gestionarse una situación de chantaje emocional, es importante acudir a un profesional.

12 comentarios:

  1. Yo creo que el que hace chantaje a la pareja es porque no la ama en absoluto. El problema es que exista una gran dependencia por parte de la víctima que le impida (bien por una baja autoestima, por dependencia económica o por diferencia de estatus) dejar la relación en ipso-facto cuando el chantajista hiciera caso omiso a las advertencias de no volver a hacerlo. También creo que algunos de estos personajes son o unos amargados infelices o narcisistas o medio psicópatas y que son muy atractivos para el sexo opuesto por lo chulos o macarras que han sido de puertas para fuera, por lo que le da a ella una gran seguridad física; el problema es que el macarra va con el pack completo y cuando se cansa de la pareja pues las tornas se vuelven contra ella, y claro... luego ellas, cuando se consiguen divorciar buscan a solterones calzonazos más jóvenes que ellas con el síndrome de peter pan y con los que hacen el papel de suplantar a la madre de ellos y, primero paz y despues gloria. La vida es así de triste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar y feliz tarde de Jueves!

      Saludos
      Núria

      Eliminar
  2. Buen artículo. Y es que en lo que afecta concretamente a las personas enfermas (y sobre todo a las personas mayores que se vuelven dependientes por el motivo que fuere)el infierno que le crean a la familia es horrible y les genera un estrés enorme y agotador en cuestión de días, al impidirles que salgan a la calle a ausentarse sólo durantes unas horas para desconectar de la situación, ya no te digo cuando la situación se prolonga meses y/o años; entonces quien también acaba enfermo es el familiar, que sólo de pensarlo, se ve hipotecada su vida a estar permanentemente al lado de ese familiar que, sin saberlo o no, le genera una privación de libertad similar a la de un preso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!

      Sí, tienes mucha razón y en tercera edad es algo que se da muy a menudo.Es importantísimo poner límites. Gracias por comentar y feliz tarde de Jueves!


      Eliminar
  3. Yo tengo un amigo que está pasando por esto, se fue a Argentina a conocer a una chica y en dos meses se caso. Poco después empezaron los problemas, ella pasa del amor al odio en un santiamen. Mientras mi amigo no tenia trabajo le ignoraba, le hacia sentir como un mueble, desde que trabaja es el amor de su vida y en los siete meses que llevan casados a base de escenas de celos, peleas, tirar cosas al suelo y pegar patadas a los muebles ella ha conseguido que le pague una casa y que mantenga a ella y a dos hijas ( de dos relaciones anteriores). Tambien ha conseguido que se relacione con las personas que a ella le interesan y que borre del facebook los molestos. Nosotros eramos muy amigos, el habia vivido una temporada en casa y todo, se ha pasado cinco meses llorandome y explicandome todo lo que le pasaba, y cuando ya habia tomado la decisión de dejarla, de la noche al día me dice que la culpa es mia que no quiero que sea feliz y que me pone triste que haga su vida. Ahora, se supone, estan muy bien, de hecho ya ni me dirige la palabra. Es triste que una relación de amistad acabe así, lo más triste es que quiera echarme a mi la culpa de algo que ha empezado él y viva en una mentira, porque esto no puede acabar bien.

    ResponderEliminar
  4. Hola Nuria, Me tropecé con este articulo por una razón especifica y heme aquí escribiendo. Te leí y wow... me pareció ver reflejada parte de mi situación actual y así como el ejemplo, me siento de esa manera: en un callejón sin salida. Mi pareja es todo lo que he soñado en una persona. Es atenta, amable, amorosa y sin embargo, hay ocasiones que ultimamente se vuelven repetitivas y cansan mucho. De verdad que le amo y ver que nuestra relación se está volviendo un bucle de malestares me entristece. Pareciera que cualquier cosa que haga e igual si no hago nada al respecto representa un problema y posteriormente más incomodidad y un circulo que no termina hasta que cedo. Ceder a veces tampoco es sinónimo de bienestar ya que siempre tengo un defecto o "algo en mi que debo solucionar, ya que está afectando la relación" y siguen los problemas. Cabe destacar que solo soy yo quién tiene el problema y solo depende de mi que la relación no siga desmejorando. Si estoy tranquilo y no digo nada por un rato es que "me pasa algo, ya que llevo días así y por ende le estoy maltratando o no tratando bien como merece ya que no es justo que se preocupe por mi y que yo le pague de esa manera..." y así. Pretendo luego de indagar y leer también tu artículo, tomar las riendas y poner un alto, si ofender y de manera cortéz, para que estas situaciones no se repitan. Saber que hay alguna salida y que está en uno mismo y en el auto respeto y nuestra autoestima pues es esperanzador. Muy agradecido por tu artículo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ronald!
      Me alegro que haya sido de tu interés. Es importante defender nuestra autoestima y cuidarla. Si surgen problemas, hay que hablarlos, siempre respetandose uno al otro. Deseo que puedas encontrar esas respuestas.

      Eliminar
  5. He sido victima de un chantaje emocional por parte d mi pareja, afortunadamente me he dado cuenta y lo he dejado, tengo miedo a verle y que venga a mi a chantajearme de nuevo, tendria que alejarme de esta persona y no frecuentar los sitios donde él va?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Debes respetarte a ti misma y tu decisión en primer lugar. Si has decidido poner fin, no dejes que él dé paso a la manipulación y pon los limites necesarios.

      Eliminar
  6. Nuria, gracias por el artículo. Yo años atras fui chantageado por mi esposa para que yo volviera a casa. Volvi gracias a lo que ella hizo, continuamos bien nuestro matrimonio hasta 7 años despues, donde hoy es ella la que de un dia para otro me abandonó. Estoy pensando seriamente chantagearla emocionalmente como ella lo hizo, para que vuelva y sostener la conversacion que tenemos pendiente.

    ResponderEliminar
  7. Nuria:
    He leído con atención tu texto. Creo que me siento muy enrollado en la dinámica que mencionas. Tengo 12 años de casado con dos hijos extraordinarios, pero mi esposa es hiper-celosa. Me controla en la calle, en la casa. Me dice lo que tengo que hacer. Quiere controlar mis horarios, mis rutinas. Quiere que le pida permisos. Entra y sale de mis redes sociales y del email como Pedro por su casa. Me ha armado largas historias de amasiatos y me ahoga. Yo siempre acabo cediendo para "no tener problemas". En el pasado, ella ganaba más dinero, y eso le daba mayor poder. Y yo le cedí conscientemente la estafeta porque no me sentía merecedor de la posición que ella "me daba" (yo nunca dejé de trabajar y hoy día gano tres veces más que ella. Soy un proveedor extraordinario). Muchas veces, mi canal de escape fue establecer contactos por internet, nunca concretados, sólo la ilusión de un día recobrar autonomía. El detonante, después de muchas escenas, fue la persecución que me hizo con una compañera de trabajo. Ahí dije, no más. Estaba harto de lo invasivo que podía ser (no la odio, ni pienso que sea mala persona). Como siempre, me habló de lo que sufría ella y el padecer de mis hijos, de que se estaba dejando morir de hambre al renunciar a la comida, de que no dormía por mi. De que todo era mi culpa. Y después, conocí a una chica. Nada particular, pero quise "darle gusto" a sus dudas. Y la cosa tornó mil veces peor. Salí algunas veces con la chica, y fue como que me soltaran a una fiera! Todo ha empeorado significativacamente, pero sin ánimo ni de mejorar, ni de resolver. Acude a acusar el engaño, pero solo eso: no piensa seriamente en el divorcio. Sólo es volver al sometimiento, a hacer lo que ella dice y ya.
    No se si haya respuesta, pero creo que ya hice catarsis.
    Gracias

    ResponderEliminar
  8. Yo soy un hombre heterosexual, con cuatro hijos; nunca he tenido costumbres ni comportamientos diferentes a los de un hombre; me he esmerado en ser muy responsable con mi esposa, en todos los, sentidos; y con mis hijos. ( con ella habían algunas pequeñas diferencias por sus estados de animo; la excusa de la atención a los muchachos, y el cansancio por los oficios de la casa y eso es muy comprensible). Sin embargo en muchas ocasiones le iba a dar un beso en la boca; y con mucha destreza me dejaba besandole la nuca.
    cuando surgió la idea de proponer una manera mas saludable y cómoda para el vestuario masculino; y desde que deje de usar los incómodos pantalones; y decidí utilizar faldas al estilo escoces; y solo es eso en lo que he cambiado ; en mi manera de vestir; mi esposa me quiere manipular, y ha puesto a nuestros hijos en contra mía, y chantajearme con decir que se va a divorciar.
    El pantalón fue utilizado para discriminar, y humillar a la mujer; (es la prenda mas exhibicionista y sexista que se haya utilizado; y en especial para el varon, pues la anatomía de la mujer es diferente, y un pantalón en la mujer no es tan INSINUANTE, ni tan exhibicionista como en el hombre. Lo mas decente, cómodo, y SALUDABLE para vestirse un varon es una falda o un vestido con falda.

    Por tradición los hombres desde siempre se habían vestido con faldas, solo hace 300 años que los obligaron a usar pantalón.

    El pantalón es la prenda menos adecuada para un hombre; el calzoncillo bóxer, hace las veces de férula en los genitales, (propiciando mal funcionamiento, y discapacidades), la costura central del pantalón maltrata, magulla e incomoda todo el tiempo los genitales; la correa o cinturón hace las veces de torniquete, y obliga al corazón a bombear la sangre con mayor esfuerzo, (para vencer la contracción que hace el torniquete), y por mala irrigacion sanguínea afecta: el aparato digestivo, el sistema urinario, el aparato reproductor. Ademas con el uso del pantalón el hombre ha terminado orinando de pie lo cual es totalmente antinatural. Las Faldas y los vestidos con faldas para los hombres son suprema-mente SALUDABLES, CÓMODOS Y CONFORTABLES. El pantalón, el calzoncillo ajustado, la costura central del pantalón, y la correa o cinturón, están promoviendo las enfermedades modernas de los hombres: IMPOTENCIA, ESTERILIDAD, PROBLEMAS DE LA PRÓSTATA Y POSIBLEMENTE CÁNCER DEL TESTÍCULO.

    Ninguna parte del cuerpo del varon se maltrata mas que los genitales.

    Por salud y comodidad mejor usar FALDAS O VESTIDOS CON FALDA

    ResponderEliminar