domingo, 24 de noviembre de 2013

LA ESCRITURA COMO MÉTODO TERAPÉUTICO



-          ¿Y qué es lo que usted siente?, escríbalo
-          ¿Eso sirve?
-          Empiece a intentarlo y ya me cuenta cómo le va

Aparentemente, escribir, puede parecer una práctica sin sentido. Uno está triste y coge un papel, volcando en él los más diversos sentimientos… ¿y qué?- se preguntan. Nadie va a leer tan variopintos sentimientos. Pero ahí reside el secreto. A veces no es necesario tener un interlocutor para sanar heridas. Escribir es un ejercicio, no solo terapéutico, sino cicatrizador de las más profundas  heridas del alma.

Parte de mis instrucciones en terapia reside en escribir. La redacción, como método de alivio ayuda por una parte a ser conscientes de lo que estamos sintiendo y por otra a liberar estados emocionales que habitan desordenados en la mente.

El pensamiento está lleno de palabras, por un momento caóticas, que se juntan desordenadas. Hablar es un método eficaz para poner en regla dichas ideas pero nos encontramos con un hándicap previsible. Nunca nadie es lo suficiente sincero con su interlocutor como para expresar todo el montón de sensaciones que vagan por la cabeza. De distinta manera, cuando somos capaces de ser fieles ante un trozo de papel y lo suficiente libres como para poder desahogarnos, las palabras se ordenan, o al menos quedan patentes fuera de nuestro sino.

Investigaciones recientes en la Universidad de Auckland, en nueva Zelanda, han corroborado esta práctica: “escribir, no solo ayuda a desahogarse sino también a  la cicatrización de las heridas, siendo éstas incluso físicas”. Las investigaciones han versado en personas con edad comprendida entre los  64 y 97 años, con una alta tasa de éxitos.

Como siempre digo, la persona es un conjunto de factores psicológicos pero también biológicos y cuando alguien siente sentimientos de desazón, no solo se resienten sus emociones, sino también su estado inmunológico. De esta manera, desahogar sentimientos tristes o negativos sobre un papel, nos estaría protegiendo, no solo a nivel psicológico sino también a nivel corporal. Escribir, es una liberación emocional, cosa que no sucede si se utiliza un interlocutor. La práctica ideal consiste en redactar aquello que impregne la mente y seguidamente tirarlo, o alejarlo. Así, habremos dejado en algún lugar, aquello que tanto nos aturde.

Por otra parte, Nancy P. Morgan,  interventora en la Universidad de Georgetown, en Wahsington, asegura que el hecho de escribir lo que uno siente puede producir mejoras en el estado físico, en la respiración, el sueño y la mejora arterial. En cuatro palabras; hace un efecto calmante.

¿Quién mejor que nosotros sabe lo que ocurre en nuestro interior? Organizar ideas a través del papel, arrancarlas del interior y liberarlas de la emoción; ayuda. Quizás nos dé vergüenza explicar según qué cosas. Quizás nos sea difícil explicar algo que ni nosotros entendemos, pero el hecho de plasmarlo en un papel nos da amparo, protección y refuerzo. Escriba, y luego tire ese papel como si nada hubiera sucedido, tal vez los efectos que esto nos proporcione, nos ayude a liberar tensiones.

Bibliografía

Koschwanez, H., MBChB N., Darragh M., Jarret P., Booth R.J., Booth R.J., Broadbent E. Expressive Writing and Wound Healing in Older Adults: A Randomized Controlled Trial. 2013

Nancy P. Morgan, Kristi D. Graves, Elizabeth A. Poggi and Bruce D. Cheson. Implementing an Expressive Writing Study in a Cancer Clinic., 2007


4 comentarios:

  1. Y aquí para qué más! Confirmo cada una de las palabras que tan bien has reflejado en esta entrada. Soy de las que vomito escribiendo y me sirve de terapia, ya te digo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No dejes de hacerlo :-)
      Gracias de nuevo Ana y feliz semana!

      Eliminar
    2. Gracias por la información. Yo lo hice durante años. Y lo dejé de hacer. Es verdad todo sobre el artículo. Porque estoy muy deprimida. Quizás retomar el habito cambiaré y empezaré mis pensamientos negativos hacia mí persona. Gracias!❤

      Eliminar
    3. Gracias a ti por leer el blog! y no dejes de escribir

      Eliminar