domingo, 28 de diciembre de 2014

NECESITO DORMIR: EFECTOS PSICOLÓGICOS DE LA PRIVACIÓN DE SUEÑO



Cuando no duermo, no solo estoy insoportable, sino que además me muestro irritable y de mal humor. Todo me molesta y una cierta tendencia a la tristeza se apodera de mi día con sol. Cualquier momento es bueno para esbozar un bostezo y evitar así la falta de sueño que me lleva al abatimiento. Siento el cansancio en mi cuerpo pero por alguna razón mi mente deja de funcionar como normalmente lo hace. Necesito dormir y descansar, de lo contrario, decaigo.

El número de horas que un individuo necesita dormir, es variable, dependiendo de la edad y otros factores, pero lo cierto es que el descanso es necesario para poder vivir y para poder funcionar con normalidad. La privación del sueño afecta a todo nuestro organismo y tan sano es comer bien, como gozar de un descanso reparador. De no ser así, se dan importantes consecuencias que afectan a corto y a largo plazo de manera física y psicológica.

miércoles, 10 de diciembre de 2014

¡ABRÁZAME!: BENEFICIOS PSICOLÓGICOS DEL ABRAZO




El movimiento “free hugs”, es conocido desde el año 2001, pero no fue hasta 2006, cuando se expandió por todo el mundo. Con una simple acción; la de abrazar gratis en plena calle, creció 
una nueva tendencia, la de regalar bienestar, alivio y satisfacción. ¿Qué debe esconderse entonces detrás de un acto que causó tanto furor? Sin duda, muchos beneficios para el individuo y es que abrazar y ser abrazado, no es solo una sensación complaciente sino que además es sumamente necesario para nuestro bienestar psicológico, emocional y físico.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

COINCIDENCIA Y CASUALIDAD; ¿UN POR QUÉ O UN PARA QUÉ?



El sábado es el cumpleaños de la hermana de mi amiga y el de mi hermana también. Ayer pensaba en Laura, que hace mucho que no sé de ella y al instante me llamó. Estuve este verano en Bruselas y me encontré a mi vecino, al tumbar la esquina, como si del barrio de mi casa, se tratara…
casualidades y coincidencias con enigmáticas respuestas.

La reacción ante la casualidad suele ser  de  grata sorpresa. Las cosas pasan y hay quien dice, que siempre por una razón. Otros en cambio afirman que no todo tiene una explicación y que la casualidad, solo es eso; una simple concordancia. Sea como sea, hay coincidencias que tienen una explicación y otras que no la tienen. Suceden bajo el dictado de la casualidad y también  de la probabilidad. Ahora bien; ¿es un por qué  suceden o un para qué?