martes, 28 de abril de 2015

“PIENSO EN FORMA DE ICONO”: CAMBIOS PSICOLÓGICOS EN LA NUEVA MANERADE COMUNICARSE



…Y después del texto pongo una carita sonriente, o una triste o quizás una tímida…es más, puede que ni ponga palabras y con un solo icono baste para que mi lector capte el mensaje que quiero darle…Así de fácil resulta la escritura para muchas personas, desde que internet ha impuesto su nuevo lenguaje. Abreviaturas, iconos, símbolos y dibujos para expresar emociones, estados de ánimo, incluso situaciones y/o cosas. Parece que la protagonista del lenguaje (la palabra) poco a poco quede relegada a un segundo plano y una nueva manera de comunicación se imponga sin intenciones de retroceder. Ahora bien; ¿este cambio trae implícito una modificación en nuestra manera de pensar, de interactuar y de aprender? Veamos.

El ser humano tiene tendencia a realizar sus actos, buscando el menor esfuerzo posible. En este caso no es menos. ¿Para qué decirte que estoy triste si puedo ahorrármelo con un icono que exprese dicha emoción? ¿Para qué buscar la palabra exacta si puedo decir sin explicar lo que quiero que entiendas? Visto así, tiene su lógica. El ahorro mental es “grande” pero no resulta tan cómodo a la hora de entender que todo no son ventajas para algunos expertos. ¿Tradición o innovación? Estamos ante un debate, donde como en cualquier otro hay promotores y detractores.

Lingüistas, psicólogos y expertos ya han analizado esta dosificación en la utilización del lenguaje a través de la comunicación móvil y las conclusiones han sido variopintas. Para algunos, la opinión es que nos enfrentamos a un “caos léxico”, el cual está cambiando nuestra manera de relacionarnos. Algo está permutando nuestros hábitos a la hora de leer y escribir y esto afecta particularmente a los más jóvenes en etapa escolar. El catedrático de Historia, José Manuel Sánchez Ron, ha asegurado que se está dando un “empobrecimiento de la lengua debido al abuso de iconos”, y en la misma línea el escritor José Antonio Marina, agrega que no debemos caer en la trampa de pensar que “una imagen vale más que mil palabras” Pero también hay quien se impone en sentenciar la comunicación de esta nueva era, como es el caso de Guillermo Rojo, secretario de la Real academia española el cual ha asegurado que dicho cambio genera la aparición de nuevas palabras, al referirse a la comunicación en las nuevas tecnologías.

Por otra parte, profesores y educadores temen que la frecuente manera en que se utilizan las abreviaturas, los símbolos y los iconos, afecte  al desarrollo de la lecto-escritura en los más jóvenes. ¿Alarma en las aulas? Opiniones antagónicas que no dejan claras las consecuencias de dichos cambios, debido a que hay quien defiende que el uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) transforma en positivo nuestra manera de aprender.

En segundo lugar y desde la vertiente psicológica no podemos olvidarnos que estamos ante un aspecto sociocultural. El lenguaje está sujeto al entorno en el que vivimos. No podemos obviar la influencia social. De esta manera, el lenguaje es  una necesidad de relación con el ambiente y nos adaptamos al mismo en función del momento en el que vivimos. En este instante, y debido a la revolución tecnológica, sentimos el impulso de expresar en poco espacio lo que hacemos “aquí y ahora”. Ejemplos como la red social twitter, donde la extensión de los caracteres queda limitado lo demuestra. Del mismo modo, la famosa aplicación de WathsApp nos “facilita el trabajo”. Muñecos, símbolos e iconos reinan en el intercambio de mensajes. Codificamos el lenguaje, acortamos frases y reinventamos expresiones (como ejemplo; finde al querer decir; fin de semana) ¿Bueno o malo? Sin juicios, aunque cabe destacar que para nuestro sistema cognitivo sí que implica un cambio a nivel de pensamiento. “Desaprendemos” para aprender nuevas maneras que quedan patentes en nuestra manera de pensar.

En resumen; el modo de comunicarnos ha cambiado. Hay quien dice que para mal, hay quien defiende la novedad. Psicológicamente supone una adaptación a lo social y una nueva estructura mental. Pensando en los más pequeños, inunda el miedo y para los más expertos da respeto. ¿Las consecuencias? Cambios, que amenazan al lenguaje escrito. Aprender, desaprender y reaprender…

“el hombre se parece más a su tiempo que a su padre”
(Proverbio árabe)

Bibliografía
“El lenguaje, los chats y los mensajes por móvil” http://comunidad-escolar.pntic.mec.es/725/info5.html

Lectura y escritura en la era digital. Orlando Ortiz. PUC, Chile http://edutec.rediris.es/Revelec2/Revelec17/ortiz_16a.htm


SMS: Impacto social y cognitivo. Elena Alonso y Manuela Perea. Universitat de Valencia. file:///C:/Users/N%C3%BAria/Downloads/Dialnet-SMS-2877958%20(1).pdf

1 comentario:

  1. A veces, un emoticono puede expresar no solo mas rápido, sino incluso mejor lo que se quiere decir...

    ResponderEliminar