martes, 19 de enero de 2016

LOS SNEAKERHEADS Y LA CONDUCTA PSICOLÓGICA DE LA COLECCIÓN.




Hace frío, llueve y hay que hacer cola toda la noche, pero eso parece ser lo menos relevante cuando se trata de conseguir un par de zapatillas viejas y pagaran cinco mil dólares por ellas. Esto es parte de la vida de los sneakerheads; personas con especial devoción por coleccionar zapatillas deportivas (muchas de las cuales llevan el nombre de grandes estrellas de baloncesto), fotografiarse con las mismas para despuntar en las redes sociales y seguir esta nueva tendencia en España. Veterana en otros países del mundo, esta incipiente moda está causando furor y nuevos adeptos. ¿Qué se esconde psicológicamente detrás de este tipo de conductas y obsesiones?


Poco conocida aún en nuestro país. La tribu urbana del momento, los sneakerheads, nace en los años 80 en Estados Unidos pero su éxito, aún algo ignorado, ha ido creciendo hasta conseguir hacerse eco en todo el mundo. Miles de jóvenes gastan fortunas para ser los primeros en adquirir un modelo limitado de zapatillas deportivas. Su orgullo queda colgado en blogs, en instagram o en cualquier evento relacionado con el tema. Las grandes marcas se regodean entusiastas y la tendencia sube como la marea. Se compra, se vende y se revende pero eso es solo lo que se ve en la galería. El anhelo de poseer, de acumular, de competir y de ser el mejor postor ante el resto del mundo dice algo de la autoestima. La búsqueda de reconocimiento social se hace casi necesaria y la actitud hacia un consumo público desmesurado oculta dotes de exhibicionismo.


Los amantes de la colección gastan grandes cantidades de dinero en adquirir los objetos deseados. Pero el sentido monetario, dentro de todo, es lo menos significativo en este tipo de conductas.
Ciertamente, poca literatura existe sobre el coleccionismo. En psicología, encontramos la mayor aportación desde las teorías psicoanalíticas, en las que se considera que la fascinación por adquirir ciertos objetos viene dada por etapas tempranas sin resolver y con un fuerte componente emocional.
Freud, explica la conducta coleccionista desde los instintos sexuales y agresivos; una regresión a la etapa anal sin solventar (orden y acumulación) donde el objeto cobra el sentido del objeto amado. Otros autores, Khust (1984) hacen hincapié en el self y atribuyen la conducta coleccionista a una expresión de búsqueda, de exploración y contacto con el otro, con el objetivo de alcanzar una estabilidad personal. En la misma línea, Muensterberberger (1994) explica el coleccionismo como un medio para cubrir distintas necesidades de apego, pertenencia y exploración. Sea como sea el ejercicio de la colección requiere de observación y búsqueda aunque con el objetivo de la permanencia. Para llevar a cabo tal proceso, podemos hablar de rasgos de personalidad tales como la tendencia a la perfección, cierta predisposición a la obsesión y cierto gusto por el orden y el cuidado.

El tema de la motivación, también es relevante en este tipo de conductas pero a mi entender resulta más atractivo analizar el componente social. En los fenómenos en masa, como es el caso de lossneakerheads no podemos obviar esta cuestión. En un primer lugar tenemos el tema del consumismo como nuevo valor en alza. El sentido del yo, intenta autorealizarse mediante la adquisición de objetos. Por otra parte, el mundo tecnológico actual ha permitido perder el anonimato, lo que para muchos es utilizado como medio en la búsqueda de un reconocimiento social. Conseguir el último modelo de zapatillas y adquirir cientos de likes a través de las redes sociales, es un buen sustento para la autoestima.

Detrás del almacenaje, encontramos la necesidad de perseguir, lograr y guardar, lo que en términos psicológicos se traduciría en motivación, anhelo y apego. Todo ello queda sujeto a emociones. La emoción de tener un nuevo objeto en la serie, la emoción de haberlo conseguido y la emoción de ser afortunado en el logro. Todo ello motivado por una necesidad de reconocimiento deja patente una conducta social a la vez que individual. El Yo se expresa, esperando que el vosotros, compruebe, acepte y felicite.

.
Bibliografía

El colecccionista y su tesoro: la colección. Isabel Pinillos Costa

Sneakerhead subculture.

Meet the “sneakerheads” who will pay $5000 for a pair of old trainers (and queue up in the street overnight to get them)

El armario de mi tribu



Tweet: ¿sabes qué son los sneakerheads? #psicología vía @soncomosomos http://ctt.ec/OUdIw+

No hay comentarios:

Publicar un comentario