domingo, 11 de diciembre de 2016

¿POR QUÉ NECESITAMOS EL AMOR Y EL CONTACTO FÍSICO?



No podríamos vivir sin comer, sin beber y sin dormir. Claro está que moriríamos ¡qué básico! ¿Verdad? Pero más allá de estas necesidades tan primarias y necesarias para preservar nuestra supervivencia hay algo más que pocas veces tenemos en cuenta. Hablo del amor y del contacto físico. Somos seres sociales, algo sumamente fascinante. Sin los otros, sin tocar y sin nutrirnos del afecto de los demás, pondríamos en peligro nuestra estabilidad emocional y nuestro crecimiento físico y mental.


René Spitz, médico psicoanalista, centró parte de sus investigaciones en el desarrollo del niño. En 1935, realizó un método de investigación muy interesante acerca de los efectos de la privación materna y emocional. Entre sus evaluaciones designó el término hospitalismo para referirse a los efectos que se producen ante la privación de amor. Esto es; si al bebé se le priva del contacto físico con sus seres queridos, así como del cariño, pueden darse graves consecuencias como retraso psicomotor, inmadurez, inseguridad, baja autoestima y apatía entre otras.

El 1945 Spitz realizó investigaciones sobre el hospitalismo en un orfanato, alegando que sin las condiciones de amor favorables para el infante, se producen daños psicosomáticos irreparables. Los tres principios que señaló el médico referente a este aspecto son:

  •  La respuesta sonriente, que aparece  alrededor de tres meses de edad en presencia de una persona no especificada.
  • La ansiedad en presencia de un extraño, alrededor del octavo mes
  •  La  comunicación semántica, en la que el niño aprende a ser obstinado, lo que los psicoanalistas se conectan a la neurosis obsesiva

·          
· .
 ¿Y los adultos?

Pues exactamente lo mismo. Para proseguir con nuestro desarrollo físico y mental, necesitamos del contacto físico con nuestros semejantes. En este sentido esto significaría no solo que somos aceptados y queridos dentro de nuestro grupo de iguales sino que también nos produce sentimientos de bienestar psicológico y corporal. Sin contacto físico no podríamos sobrevivir.

En algún post anterior, os hablé también de las ventajas que proporcionan los abrazos, así como de la importancia del contacto. Cabe decir que la necesidad de contacto físico, cambia según las etapas vitales pero en todas ellas resulta especialmente necesaria.

La necesidad de afiliación para los seres humanos es de suma importancia. Necesitamos formar vínculos interpersonales, gratificantes, positivos y significativos. Esta necesidad también es vista desde la supervivencia de la especie (cuidado, protección, defensa) y aunque la manera de utilizar los vínculos varíe de una cultura a otra, resulta universal.

No estamos solos. Estarlo, destruiría parte de lo que somos. Fascinante y prácticamente perfecto. Abrace, acaricie, bese…que es gratis y solo conlleva bienestar.  

Bibliografía

UBA Facultad de Psicología Licenciatura en Musicoterapia Psicología del Ciclo Vital I - Código 296 Lic. Mirta Graciela Fregtman 2
http://www.psi.uba.ar/academica/carrerasdegrado/musicoterapia/sitios_catedras/296_psicologia_ciclo_vital1/material/referentes/spitz.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario