domingo, 22 de enero de 2017

¿POR QUÉ AQUELLO QUE TANTO TEMO, AL FINAL SUCEDE? : PROFECÍA AUTOCUMPLIDA



María piensa que su novio la dejará. No hay motivos para ello, pero ella lo cree firmemente. Sus miedos boicotean la relación hasta llegar al objeto temido; su novio la deja.

Roberto ha estudiado para el examen pero se auto convence que suspenderá. Su inseguridad lo sostiene y en su intento (ficticio) de aprobar, saca al fin mala nota.

Carlos mantiene la creencia de que su compañero de trabajo lo detesta. En su convicción, el compañero termina no saludándolo.

La profecía autocumplida es sin duda una de mis teorías preferidas. En estructura psicológica es perfecta. Nada sucede por casualidad y más cuando de creencias se trata. ¿Por qué aquello que tanto tememos al final termina sucediendo? ¿Por qué nuestras convicciones tienden a darnos la razón aun cuando deseamos que ocurra de manera contraria? Está claro, el ser humano tiene esa extraña tendencia a confirmar sus autoconceptos (teoría de la autoverificación, Swann, 1987)