viernes, 26 de enero de 2018

APRENDIZAJE, EMPATÍA E IMITACIÓN; EL REINO DE LAS NEURONAS ESPEJO



Estoy hablando con Juan y en algún momento de la conversación bosteza. Es muy posible que al verlo, en cuestión de segundos bostece yo también. Es más, tal vez ahora, cuando usted está leyendo esto, al  imaginar la acción de bostezar, probablemente asimismo lo haga. Del mismo modo, somos capaces de llorar al ver a otro hacerlo o de sonreír automáticamente  al percibir que alguien nos sonríe. Ejemplos varios, los cuales nos ponen en el reino de la imitación y la empatía y es que el ser humano es el imitador por excelencia desde su nacimiento. Y esto, ¿por qué pasa? La respuesta es el fascinante mundo de las neuronas espejo.

Nuestro cerebro es complejo y difícil de descifrar pero no por ello apasionante. Está tan perfectamente diseñado que no se le escapa detalle. Así fue el descubrimiento de las neuronas espejo; un simple detalle que no se escapó.  En los años 90, neurocientíficos de la Universidad de Parma estaban estudiando un grupo de neuronas en el cerebro de los macacos. Sin ser algo esperado, descubrieron casualmente que dicho grupo de neuronas se activaban, no solo cuando el animal realizaba una acción, sino también cuando otro mono veía realizar esa acción. ¿El lugar responsable? La corteza premotora, encargada de la planificación, selección y ejecución de movimientos. Tras este fortuito hallazgo, se estudió en humanos, concluyendo que esas neuronas están relacionadas con el aprendizaje, la empatía y desde luego la imitación. Con todo ello, podemos decir que las neuronas espejo se activan, tanto cuando ejecutamos una acción, como cuando vemos a nuestro semejante realizarla.

Este excelente descubrimiento, llevó a la reafirmación de que sin duda, somos seres sociales y mucho. Gracias a la activación de las neuronas especulares ( también llamadas así)  sospechamos, muy inequívocamente lo que los demás piensan o sienten. La relación con los comportamientos empáticos y sociales está más que demostrado.

Una de las cosas más deslumbrantes es que este grupo de neuronas se activan desde el nacimiento. De hecho, ellas nos posibilitan a aprender a vestirnos, a comer, a hablar…del mismo modo, son relevantes también a la hora de planificar nuestras acciones y entender la de los demás. Esto significa que son en parte responsables del aprendizaje y del desarrollo del lenguaje.

Estos hallazgos han sido y están siendo (aún en la actualidad) muy prometedores, permitiendo a los científicos investigar sobre las bases neurológicas de las interacciones sociales. Aspectos como la evolución del lenguaje, la recuperación de movimientos tras un ACV o el entendimiento de trastornos como el autismo y la esquizofrenia pueden traernos buenas noticias.

En resumen; las neuronas especulares desempeñan un importantísimo papel en nuestra capacidad de socialización, aprendizaje y empatía. Entender  a los demás y desarrollarnos en sociedad es clave para nuestro desarrollo vital. Extraordinario, mágico, y tan perfecto. Así es nuestro mundo eléctrico formado por miles de millones de neuronas. 

2 comentarios:

  1. Hola Nuria mi nombre es Patricia estoy en México me encantó tu artículo sobre neuronas espejo Podrías escribir algo relativo a técnicas para habilidades sociales?
    Espero tu respuesta
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Patricia. Respecto a lo que me pides, tomo nota para próximos artículos.
      Un abrazo!

      Eliminar