¿QUÉ ES LO "NORMAL?

By Núria Costa - noviembre 12, 2018




Si hay una frase común entre las personas, es que cuando no entendemos o no aprobamos la conducta  de alguien,  solemos decir de la misma una expresión del tipo; "no es normal". Sea el tipo de conducta que sea, ahí estamos nosotros para dar un juicio moral y dejar claro que dicha actuación no entra dentro de nuestros parámetros comportamentales. Ahora bien ¿y qué es lo normal? Como psicóloga, me resulta fascinante esta cuestión ya que no solo es un dicho que utilizamos a nivel social sino una especie de “norma interna” que también utilizamos para con la culpa. Tanto es así que en muchos casos, al escuchar en consulta los sufrimientos ajenos suele aparecer la normalidad como arma de culpabilidad. No es raro que los individuos a veces  digamos “actúo de este modo y sé que no es normal pero…” y  acto seguido agreguemos una justificación para explicar nuestra actuación. Sin esa justificación parece que nos sintamos mal, raros, fuera de o diferentes. Veamos con más detenimiento que implican esas conductas “anormales” y que se supone que es ser normal.

Somos seres sociales, guiados internamente por reglas morales. Dentro de nuestra sociedad nos movemos por cánones que son aceptados por el resto de nuestros iguales. Y de este modo, cuando alguien sale de esa norma parece que dejemos de estar dentro del núcleo social a ojos de los otros. Pero una cosa muy interesante al conocer a las personas en profundidad es ver que todos y cada uno de nosotros tenemos nuestra única e intransferible normalidad. Escuchando a la gente, uno se da cuenta de que existen tantas normalidades como personas hay en el mundo, aunque aparentemente y desde lo social partamos de una norma.

Si buscamos la palabra normalidad  en el diccionario veremos que pone algo así como: “cualidad o condición de lo normal (que se ajusta a las normas o que se halla en su estado natural)" pero esta definición no hace referencia a la parte interna del ser humano. Solo se centra en las normas establecidas como tales. ¿Y si miramos más hacia dentro del individuo? Entonces ¿qué es lo normal? Lo normal es que cada persona en su interior vive en un mundo diferente, parecido en apariencia al del vecino, pero muy distante en cuanto a la calidad de lo interno. Para Freud, la normalidad como tal era un modo de vida, hecho de mecanismos defensivos. Me resulta interesante esta teoría en cuento él considera que la normalidad es una ficción ideal (algo inalcanzable) ya que las personas en un u otro sentido tenemos algo de patológicas. Yo diría; tenemos algo de diferentes.

Veamos varios ejemplos. Mientras que para un perfeccionista, lo normal es entregar un trabajo previo repaso exhaustivo, para otro sujeto  es el de  realizar el trabajo sin más. Del mismo modo, para un obsesivo una idea se vuelve un dolor de cabeza, mientras que  para un impulsivo se convierte en una acción sin pensar mucho. ¿Cuál de las dos conductas es la normal? Ni una y ambas a la vez, dependiendo del individuo. Y es que aunque haya normas sociales, vivimos regidos por nuestro único concepto de normalidad según nuestra personalidad.

La historia de los tiempos

Otro dato a tener en cuenta es el del tiempo. Sabemos que el concepto de “normalidad” varía también en lo social a través de las eras. De este modo lo que era normal en la Edad media no lo era en el Renacimiento ni tampoco  lo es ahora. ¿Es entonces que la responsabilidad de lo normal  la tiene la historia o  nosotros como seres sociales?  Sin duda lo concepción de lo normal está dentro de uno mismo, aunque ciertas normalidades hayan estado castigadas durante los siglos de los siglos.

Lo normal: culpas,  etiquetas y la búsqueda de aprobación.

Transcribo un pequeño diálogo en consulta.

-       -   ¿Sientes que has hecho mal haciendo esto?
-       -   No. No creo que haya hecho nada malo pero sí que me siento mal porque no solo nunca lo había          hecho, sino que me da miedo lo que digan los demás cuando se enteren.
-        - Bueno, nunca antes lo habías hecho porque nunca antes te habías encontrado con esta situación. -    -  - ¿Qué te preocupa exactamente qué digan los demás?
-        -   Que me juzguen. No es normal hacer algo así.
-         -  ¿Cuándo dices normal te refieres a que no es habitual?
-          -  ¡Claro! Me siento raro… ¿A qué no es normal hacer esto?

Normalmente asociamos lo normal a lo común. Es decir con lo que hace la mayoría. Cuando uno realiza una acción que está fuera de lo que se dictamina normalmente aparecen sentimientos de culpa e  incomprensión, aun cuando la acción no afecte a terceros. Por otra parte, cuando consideramos que algo está fuera de la norma solemos buscar la aprobación de los otros.

En resumen;  a las personas, cada una con nuestra manera de ser y con nuestra personalidad propia, nos cuesta entender las conductas ajenas que no se parecen a las nuestras. Y esto ha pasado siempre en las sociedades. Es una manera de concebir la normalidad dentro de una sociedad. Ahora bien, aunque desde fuera acusemos unas normas determinadas, desde dentro tenemos las nuestras propias que a menudo batallan en nuestro interior. Como siempre digo y bajo mi lema;  "las cosas no son como son, Son Como Somos".

Núria Costa
Psicóloga. 
© Todos los derechos reservados.

  • Share:

You Might Also Like

0 comentarios