martes, 8 de marzo de 2016

¿QUÉ ES LA OPTOMETRÍA COMPORTAMENTAL?

Esta imagen no es un gif, es una foto estática.

Los cinco magníficos: vista, oído, olfato, gusto y tacto, no sólo son sentidos sino que son el SENTIDO de gran  parte de nuestra vida. Reconozco que su función me apasiona y tengo especial cariño a la hora de saber más sobre ellos para nutrirme de su especial majestuosidad. En otro post, os hablé del tacto y sin quitarle homenaje, hoy quiero hacerlo de otro sumamente relevante. Hablamos de la vista, de su visión y de su capacidad. ¿Qué sabemos de la relación que mantiene este sentido con nuestra manera de interpretar el mundo? ¿Tener un problema de visión significa no ver claro o puede ir más allá?  La optometría comportamental nos da respuestas.


¿Ve estática la imagen arriba expuesta? Si se detiene a observar bien la figura verá como su cerebro es capaz de engañarlo. La imagen no se mueve (cubra la foto con la mano para comprobarlo) Las ilusiones ópticas o el famoso vestido azul o blanco que se hizo viral hace algún tiempo, son solo ejemplos de cómo el cerebro nos juega malas pasadas. ¿Realmente vemos lo que vemos? El sentido de la vista es enmarañado pero es altamente inteligente y útil. Todo y teniendo buena visión estamos expuestos a las trampas de este gran diseño biológico. Ahora bien, dejando a parte las ilusiones ópticas y los engaños que nos aporta a veces este sentido, y centrándonos en el tema que hoy nos ocupa (la optometría comportamental) detengámonos a pensar en los problemas visuales que padecen tantísimas personas en el mundo. Veamos que más hay detrás del gran mirador.

Niños, jóvenes y adultos acuden a oftalmólogos en busca de soluciones a sus problemas de visión. Algunos, desmoralizados, tras utilizar gafas y lentillas, refieren no notar mejoría y desconocen que exista una figura especializada en trabajar dichos asuntos. Detrás de la visión se esconde una señorial capacidad para identificar, interpretar y entender lo que observamos. La visión central pero también la visión periférica forman un excelente dúo en nuestro conjunto visual.

La optometría comportamental o terapia visual se encarga de las deficiencias visuales-motoras y/o perceptivas y su cometido es tratar dichas dificultades a través de ejercicios, no solo con el fin de mejorar las habilidades visuales sino  también con el objetivo de integrar dichas capacidades con el resto de sentidos. De esta manera, podemos lograr cambios muy significativos en el rendimiento de nuestra vida (personal, académica, laboral, deportiva, social…) Lo fascinante es que con ello, creamos nuevas conexiones neuronales. Es decir; una nueva manera de ver.

Robert Sanet, es uno de los mejores especialistas mundiales en optometría comportamental. Este doctor americano, tras vivir en su propia carne la frustración de una mala visión, decidió acudir a un optómetra e investigar ampliamente sobre este campo, algo desconocido aún en España. Ahora Sanet, después de muchos años de investigación clínica, se dedica a la divulgación a través de conferencias y cursos por todo el mundo para explicar cómo podemos trabajar la vista y en consecuencia mejorar nuestra vida. El doctor, hace hincapié en la neuroplasticidad del cerebro y en el papel que juega la neurología a la hora de que nuestros ojos capten un estímulo, lo transmitan al cerebro y éste tome una decisión.

¿Vista o visión?

Sanet habla de “hardware” para referirse a la vista y al “software”, para hablar de visión. El primero, por ejemplo,  puede estar preservado, pero si el segundo no interpreta la información visual que llega, los ojos pueden captar pero sin embargo, el sujeto, no comprenderá ni recordará lo que capta. ¿La solución? Reeducar el cerebro con terapia visual. ¿Cuándo? Desde la niñez a la vejez, ya que el cerebro es moldeable a cualquier edad. Ejercitar la vista, integra las capacidades motoras y cognitivas y es eficaz frente los problemas de:

·         Déficit o falta de atención
·         Memoria visual
·         Habla
·         Lenguaje
·         Lectura
·         Escritura
·         Equilibrio
·         Coordinación oculomanual (ojo-mano)
·         Fatiga visual
·         Estrabismo
·         Ojo vago
·         Presbicia

En resumen; la vista y la visión no sólo se reducen a ver, sino que van más allá en nuestra función psicológica y  neurológica. La vista es una de las principales capacidades sensoriales que poseen humanos y animales, afecta al aprendizaje y también al comportamiento. El proceso desde que observamos (o mejor dicho, creemos observar) hasta que nuestro cerebro interpreta, traduce y ejecuta es complejo pero increíblemente mágico para nuestra vida. La neurociencia lo ha demostrado. La visión está en todas partes de nuestro cerebro. Me admira tanta belleza…

 “No vemos el mundo con nuestros ojos, sino a través de ellos”
Laurance Mcdonald

Bibliografía
Entrevista a Robert Sanet; “Dime cómo ves y te diré cómo oyes” Periódico La “Vanguadia”, La contra. 11 de Febrero de 2013 http://www.lavanguardia.com/lacontra/20130211/54365262274/la-contra-robert-sanet.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario